Saltar al contenido
Ciclos Biogeoquimicos

Factores abióticos o la paradoja de que sin ellos no existiría la vida

header-factores-abioticos

El ecosistema es el modo en el que los organismos vivos y los elementos no vivos que componen el medio ambiente interactúan como una unidad.

De manera general, los factores bióticos y abióticos se encuentran dentro de los ciclos biogeoquímicos, como puedes observar en la página de inicio. En contraposición a los factores bióticos, que se encargan del estudio de los seres vivos, los factores abióticos o físicos en ecología, se centran en estudiar los componentes no vivos del medio ambiente que permiten la vida de las especies, a las que rodean.

Determinando la disponibilidad de recursos esenciales como la luz del Sol, el agua, el oxígeno, los minerales o la materia inorgánica, se logra esclarecer qué organismos son capaces de sobrevivir en un concreto lugar.

Qué son los factores abióticos

Su definición pasa por decir que son factores físicos que se encuentran en el ecosistema, afectando a la capacidad de supervivencia y reproducción de los organismos vivos. Incluyen todo el ambiente inerte., pues de modo específico son los principales factores sin vida que conforman un ecosistema.

El vocablo “abiótico” proviene de la raíz “a-“, cuyo significado es “sin” y “bio”, cuyo significado es “vida”

Factores abióticos

Cuáles son  los factores no vivos de un ecosistema

La importancia del estudio de estos factores que no tienen vida radica en que determinan el tipo de existencia desarrollado en un lugar.

Los principales ejemplos de  factores abióticos son:

El agua. El líquido elemento es fundamental para la vida y un factor limitante en determinados ecosistemas. Esencial en la síntesis de materia orgánica nueva. Para conocer más de este elemento pincha aquí.

La luz y la energía del Sol. Resulta crucial en la fotosíntesis de las plantas. Por ejemplo, una alta luminosidad favorece que crezca el fitoplancton sobre un ecosistema acuático.

La presión. Aspecto físico del agua referido a la profundidad del mar que limita la vida de multitud de especies.

El relieve o la altitud. Consiste en las condiciones geográficas y la orografía del terreno con su altitud. Así, no es lo mismo hacer vida al nivel del mar que a 4.000 metros de altura, como tampoco lo es vivir en una llanura que en una zona escarpada de montaña.

El viento. Factor capaz de variar la temperatura de una región, susceptible de incrementar el nivel de pérdida de una especie por evaporación o transpiración.

La humedad. Las plantas se han adaptado genéticamente con el fin de poder sobrevivir en zonas con distintas concentraciones de humedad.

La temperatura y el calor. La temperatura surte efectos en el metabolismo, acelerando la velocidad de las reacciones bioquímicas. Por ejemplo, una planta que cuente con la suficiente luz y nutrientes, crecerá más deprisa a mayor temperatura.

El tipo de suelo y las rocas. Dada su menor o mayor dureza (estructura), composición y pH, limitan la distribución de las plantas, y por ende, la de los animales que de ellas se alimentan.

El pH. Los seres vivos tienden a tener un pH que se aproxima a la neutralidad (6-6,5).

La salinidad del agua. En el caso de los organismos marinos y de agua dulce resulta un factor decisivo. En cuanto a las sales minerales siempre están ionizadas cuando se hallan disueltas en agua.

El CO2 disuelto en agua y el atmosférico. Imprescindible para los organismos fotosintéticos.

Los nutrientes.  Entre ellos sobresalen: H2O, CO2, oxígeno, nitrógeno, fósforo, etc.

Factores abióticos

Características de los factores físicos

La importancia de los factores abióticos es tal que sin ellos la vida no se podría desarrollar en nuestro planeta, pues les debemos el que las células de nuestro cuerpo y del cuerpo del resto de los seres vivos se puedan incrementar y sobrevivir.

De paradójico puede calificarse que la vida esté supeditada a unos elementos inertes. Sin embargo, sin los abióticos,  tampoco podrían subsistir los factores bióticos.

Cómo afectan al medio ambiente los factores que estamos analizando

Aunque a simple vista puede parecer que no existe una notable influencia en los ecosistemas y la biodiversidad, lo cierto es que  resultan indispensables para la vida, pasando ahora a resumir cómo influyen los factores abióticos en el medio ambiente:

El agua. Partiendo de la base de que el 65% del organismo humano está compuesto por el líquido elemento, su relevancia es absoluta.

Además, constituye el medio ideal para transmitir los nutrientes y permitir la síntesis de compuestos. Sin ella no podrían realizarse ninguna de las más simples funciones vitales, muriendo irremediablemente. No en vano, una persona puede aguantar más tiempo sin comer que sin beber.

A pesar de estos datos, existen algunos organismos que pueden aguantar mucho tiempo sin tomar gua. Son básicamente organismos que viven en situaciones extremas en las que el H2O no abunda. Sea como fuere, cualquier organismo vivo precisa agua, en mayor o menor medida.

La luz y la energía del Sol. Constituye sin duda otro factor crucial para la vida. En el mundo vegetal, la fotosíntesis no se podría realizar sin ella. La irremediable consecuencia sería la muerte de las plantas, circunstancia que terminaría por afectar completamente la cadena alimenticia, pudiendo llegar a acabar con la vida de la totalidad de los seres vivos del planeta.

El oxígeno. En términos muy simples, dado que el aire cumple con múltiples funciones, podría decirse que sin el oxígeno que el mismo contiene, la mayoría de los seres vivos no podrían vivir.

Cuando lo respiramos, expulsamos dióxido de carbono que a su vez es absorbido por las plantas para poder llevar a cabo la citada fotosíntesis. Tras este proceso, volveremos a contar con oxígeno. Sin esta cadena se extinguiría la vida en la Tierra. Conoce más sobre la relevancia del oxígeno en este artículo .

Las sales minerales. No podemos obviar tampoco la relevancia de estas sales en el contexto estudiado, como factor que no forma parte de los seres vivos.

Las distintas sales minerales regulan un sinfín de aspectos que resultan absolutamente determinantes en los organismos vivos. Gracias a las mismas podemos regulares aspectos tales como sistemas enzimáticos o el decisivo control de la coagulación sanguínea.

Vista la extrema importancia que los factores abióticos tienen para nosotros, se hace necesario poner en marchas cuantas medidas permitan el cuidado de todos y cada uno de ellos. Solo así los seres vivos  podremos gozar de una óptima calidad de vida y legar a las futuras generaciones un planeta en el que sus habitantes tengan garantizada la existencia.

Otras publicaciones que te podrían interesar:

Explicación de los factores abióticos en vídeo

Fuentes y Referencias

DMCA.com Protection Status

3.7 (74.29%) 7 votes