Saltar al contenido
Ciclos Biogeoquimicos

Ciclo del azufre: qué es, fases, importancia y más

header-ciclo-azufre

El azufre (S), es el décimo elemento más abundante en el Universo. Se trata de un elemento no metálico, quebradizo, insípido, de color amarillo pálido y  con un olor muy característico.

Además, este elemento está asociado a multitud de vitaminas, proteínas y hormonas que juegan un papel determinante en la salud de los distintos ecosistemas.

La mayoría del azufre que está presente en nuestro planeta se almacena en minerales y rocas, incluso como sales de fosfato, hallándose profundamente enterrados en el interior de los sedimentos oceánicos.

Qué es el ciclo biogeoquímico del azufre

La descripción del ciclo del elemento de símbolo S está referida al ciclo biogeoquímico (https://ciclos.top/) mediante el que el azufre  puede encontrarse en la naturaleza en sus distintas formas, como pueda ser el sulfato.

Se considera uno de los ciclos químicos más complejos de la naturaleza,  debido a que en su recorrido por los diversos ecosistemas este elemento experimenta distintos estados de oxidación (algo que ocurre cuando el componente químico es combinado con el oxígeno).

Ciclo del azufre

Fases del ciclo del elemento químico amarillo pálido

A continuación vamos a presentar las etapas del ciclo de este elemento de olor inconfundible:

  1. Las plantas absorben el azufre a través de sus raíces, el cual se halla en la corteza terrestre o en el agua en forma sulfato, componiendo las sales o nutrientes precisos para la realización de sus funciones vitales
  2. Mediante este proceso, las plantas reducen los sulfatos a sulfuros
  3. Una vez que se encuentra en las plantas y en los vegetales, este elemento pasa al organismo de los animales herbívoros cuando se alimentan a base de plantas
  4. Seguidamente, los animales carnívoros que se alimentan de animales herbívoros, hacen que el azufre continúe su ciclo, contribuyendo con sus nutrientes a estos consumidores
  5. Al morir los animales carnívoros, sus cadáveres quedan en el suelo, de modo que bacterias y hongos (organismos descomponedores), convierten los restos de estos animales de nuevo en sulfatos, según los van desintegrando y reduciéndolos a partículas orgánicas
  6. Gracias a su presencia en los aminoácidos de los cadáveres, el elemento que nos ocupa pasa al suelo, para ser transformado posteriormente en sulfuro de hidrógeno con la ayuda de las bacterias, enriqueciendo y nutriendo de nuevo el suelo
  7. En este proceso, el azufre se oxida para dar lugar a la producción del sulfato, que va a ser otra vez absorbido por las plantas por medio de sus raíces, iniciando el ciclo una vez más

El azufre llega también a los suelos a través de las heces de los animales, tras su descomposición. Al mismo tiempo, llega a la atmósfera como compuesto gaseoso en forma de dióxido de azufre y de sulfuro de hidrógeno, gases que a su vez son producidos por los volcanes o por los incendios, así como por la descomposición de materia orgánica producida por las bacterias, en el suelo y en agua.

En este caso, dado que el sulfuro de hidrógeno cuando se encuentra en contacto con el oxígeno se oxida, se genera el sulfato que termina recayendo en el suelo y en el agua por medio de las precipitaciones. Más información sobre el ciclo del agua

Por el contrario, el dióxido de azufre se puede absorber directamente por las plantas de la atmósfera.

El flujo del décimo elemento que más abunda en el Universo

Pese a su alto de nivel de complejidad, el flujo del elemento objeto de nuestro análisis puede resumirse en 3 grandes grupos:

El S que se encuentra formando compuestos. En este grupo se encuentran el azufre atmosférico, el orgánico, el inorgánico (minerales), el reducido y el que forma sulfatos.

Ya hemos explicado que posteriormente el sulfato se mueve por toda la cadena alimenticia.

El S que entra al suelo. Este elemento es incorporado al suelo de diversas maneras, como por ejemplo por deposición atmosférica, por los residuos de las plantas, mediante el uso de abonos de origen animal, por el desgaste de las rocas o por el uso de fertilizantes minerales.

El S que está saliendo del suelo. Este elemento se elimina del suelo de varios modos, entre  las que destacan:

  • La absorción de sulfatos a través de las raíces de las plantas, cuando se volatilizan ciertos compuestos reducidos y cuando se cosechan los cultivos
  • Otra parte del contenido en el suelo se pierde por la filtración, las escorrentías y la erosión. Otra fuente de este elemento que se transfiere de modo directo a la atmósfera son los volcanes y gases, producto de la descomposición orgánica

Ciclo del azufre

Cómo afecta la acción humana al ciclo del azufre

El impacto de las actividades humanas ha sido decisivo en la alteración del equilibrio del ciclo del azufre. La quema de ingentes cantidades de combustibles fósiles, principalmente de carbón, libera demasiado sulfuro de hidrógeno a la atmósfera.

Cuando este gas es atravesado por la lluvia se produce la tristemente famosa lluvia ácida, una precipitación corrosiva cuya causa es el agua de lluvia que cae al suelo a través del dióxido de azufre, que lo convierte en débil ácido sulfúrico que termina por dañar los ecosistemas acuáticos.

No en vano, la precipitación ácida daña el medio ambiente reduciendo el pH de los lagos, lo que se traduce en la muerte de la fauna que los habita. Por si esto fuera poco también es muy perjudicial para  las estructuras artificiales de las ciudades, al degradar a nivel químico  edificios y estatuas.

Monumentos de la relevancia del Lincoln Memorial en Washington DC, han sufrido significativos daños a lo largo de los años a causa de esta indeseable lluvia.

Importancia de este ciclo

El elemento que traemos entre manos es vital para los seres vivos, como también lo es el ciclo del nitrógeno, en la medida que se trata de un importante componente de los aminoácidos que forman parte de las proteínas, la tiamina, la coenzima A, el glutatión y otros compuestos básicos en el organismo.

Gracias a este abundante elemento, las proteínas mantienen su forma, cumpliendo sus tareas de manera óptima. El azufre elemental es muy valioso a nivel comercial, y a partir de él se produce el mundialmente conocido como ácido sulfúrico, de uso doméstico e industrial.

Lo afirmado no es óbice para que el planeta precise un equilibrio entre el azufre y el resto de los elementos químicos, de modo que el S no aumente hasta niveles anormales.

Puede interesarte también:

Vídeo explicativo del ciclo del azufre

Fuentes y Referencias

DMCA.com Protection Status

4 (80%) 6 votes