Saltar al contenido
Ciclos Biogeoquimicos

Ciclo del agua: con él llegó la vida

header-ciclo-agua

Todos nosotros tenemos una idea aproximada de qué es el ciclo del agua (H2O). El también conocido como ciclo hidrológico nos sirve para tener información de cómo se mueve el agua de la Tierra.

El ciclo comienza con la evaporación de este elemento líquido de los océanos, mares y de la superficie terrestre con la ayuda del calor del Sol, formando nubes. El agua vuelve a la Tierra en forma de lluvia, granizo o nieve.

En qué consiste el ciclo del agua

Una sencilla explicación de cómo es el ciclo hidrológico  indica que consiste en el traslado de agua de un lugar a otro, cambiando de estado físico. Esto implica que el elemento más importante del Universo pase de estado líquido a gaseoso o sólido, o de estado gaseoso a líquido, dependiendo de las condiciones ambientales.

En la Tierra, el H2O se distribuye en los mares, ríos o lagos en estado líquido; en las montañas y en los glaciares de los polos en estado sólido y en las nubes en estado gaseoso.

Dependiendo de la fase del proceso en la que se encuentre, el preciado elemento se va a hallar en un lugar o en otro.

Ciclo del agua

Conoce la importancia del ciclo hidrológico

Quizás alguna vez te hayas preguntado por qué es tan importante el ciclo del agua. Pues bien, tienes que saber que se trata de un proceso   fundamental para el mantenimiento de la vida en la Tierra, así como para el óptimo sustento de todos los ecosistemas terrestres. De la misma manera, determina la variación del clima e interfiere en el nivel de océanos, mares, ríos y lagos.

Los seres humanos son los responsables de preservar el adecuado funcionamiento de este ciclo, debido a que ha sido precisamente la acción del hombre la que ha provocado la contaminación de la biosfera y los cambios climáticos, llegando a poner en riesgo la distribución del líquido elemento y, por ende, la vida en la Tierra.

Cuál es el proceso de este ciclo

El 70% de la superficie del planeta está cubierta por H2O y el 96,5% pertenece a los océanos (estos influyen en https://ciclos.top/ciclo-del-calcio/ por su salinidad) que contribuyen, por su salinidad , al ciclo del calcio. se encuentra  en el planeta está presente en 3 estados distintos como son el líquido, el sólido y el gaseoso, pasando de unos a otros merced a procesos como la evaporación o las precipitaciones del agua que se contiene en las nubes,  sin que ello cause variaciones en la  cantidad total del elemento vital de la Tierra.

El ciclo hidrológico se lleva a cabo de dos maneras:

Ciclo interno. Consiste en la formación del agua a nivel magmático mediante reacciones químicas. El H2O así formada puede salir a la superficie como como aguas termales o erupciones volcánicas. En estas últimas se libera azufre a la atmósfera .

Ciclo externo. Comienza con la evaporación, puedes leer más aquí sobre el oxígeno (componente principal del H2O), en océanos, mares, ríos y lagos, entre otros. También por la transpiración de las plantas y la sudoración de los animales, que aportan agua que se evapora. El vapor se eleva a las nubes y se enfría con la ayuda de las bajas temperaturas, condensándose en estas masas nubosas y transformándose en H2O.

Posteriormente, las gotas producidas por efecto de la condensación se unen formando nubes que, por su tamaño y peso, terminan precipitando sobre la superficie terrestre en forma líquida o sólida (como granizo o nieve debido a las bajas temperaturas).

Una vez el H2O ha llegado a la superficie, sus destinos pueden ser varios. Uno de ellos es su uso en los procesos orgánicos de los seres vivos, otra parte se infiltra a través de los poros terrestres, colocándose en depósitos subterráneos y, por último, mediante las escorrentías que provocan el deslizamiento del agua a través de las distintas superficies hasta llegar nuevamente a mares, lagos y ríos.

Ciclo del agua

Fases del ciclo del H2O

No podemos concluir esta sencilla explicación del ciclo hidrológico sin detenernos a hacer un somero análisis de las distintas etapas del mismo:

Evaporación: el cambio del agua de estado líquido a gaseoso, o vapor

La premisa para que suceda la evaporación en el ciclo hídrico (o lo que es igual, el fenómeno opuesto a la condensación)  es que exista calor (energía). Dicha energía es utilizada para romper los enlaces que mantienen a las moléculas de consistencia acuática unidas.

Por este motivo es más fácil que el H2O se evapore en el punto de ebullición (equivalente a la temperatura de evaporación del agua), es decir, a 100ºC o 212ºF y, sin embargo, se evapora con mayor lentitud en el punto de congelamiento.

Cuando la humedad relativa del aire es del 100% (punto de saturación), el  H2O no puede continuar evaporándose. El proceso que estamos analizando toma calor del ambiente, razón por la que el agua que es evaporada de la piel durante la transpiración refresca  los organismos.

La evaporación es una parte esencial en este ciclo. La energía del Sol provoca que se evapore el H2O de  océanos y lagos, así como la humedad del suelo y otras fuentes acuáticas. Este fenómeno, junto con la transpiración (que alude a la evaporación en el interior del estoma de la planta), reciben en hidrología el nombre de conjunto de evapotranspiración.

Condensación: el cambio del agua de estado gaseoso a líquido

A través de este proceso el vapor de agua del aire se transforma en agua líquida. La importancia de la condensación en este ciclo radica en la formación de nubes. Las nubes pueden producir precipitaciones, que constituyen el principal modo de que el H2O vuelva a la Tierra.

El fenómeno de la condensación es también el responsable de la niebla o del empañamiento que sufren los cristales de nuestras gafas cuando pasamos de una estancia fría a otra más cálida, así como de esas gotas que se forman en el interior de las ventanas en días gélidos.

Hasta en las jornadas en las que el cielo se presenta totalmente despejado de nubes, el líquido elemento sigue presente, tanto en forma de vapor de agua, como de pequeñas gotas cuyo reducido tamaño impide que sean vistas.

Las moléculas de H2O se combinan con partículas diminutas de polvo, humo y sales, formando gotas de nube. Esta combinación termina por hacer que dichas gotas crezcan en tamaño, dando lugar a la formación de nubes. Es entonces cuando la posibilidad de precipitación entra en juego.

Precipitación: la caída del agua desde las nubes, en forma líquida o sólida

La precipitación en el ciclo hidrológico es el fenómeno por el que se produce la liberación de H2O desde las nubes, ya sea  en forma de lluvia, aguanieve, nieve o granizo. Constituye el principal proceso de retorno del H2O  a la Tierra. Un alto porcentaje de la precipitación cae como lluvia.

Filtración: el agua pasa a ser subterránea

La filtración en el ciclo que nos ocupa es aquella fase que se da cuando el agua que alcanza el suelo penetra mediante sus poros, pasando a ser subterránea. Parte de la misma vuelve a la atmósfera por  evaporación o por traspiración de las plantas, parte se incorpora a los acuíferos y parte se incorpora a la superficie allí donde los acuíferos.

Escurrimiento o escorrentía: el nuevo inicio del ciclo del agua

El escurrimiento en este ciclo hace referencia a los diversos medios por los que el agua líquida es deslizada cuesta abajo por la superficie del terreno. La mayor parte del agua de los ríos proviene de modo directo de la escorrentía que fluye por la superficie, que responde al nombre de escorrentía superficial.

Artículos relacionados con el ciclo biogeoquímico:

  • El agua es un factor abiótico, https://ciclos.top/factores-abioticos/
  • ¿El nitrógeno se disuelve con el agua? Lee esta página si quieres saber la solución.
  • El agua interviene en muchos procesos biologicos, en este enlace descubrirás uno fundamental.
  • ¿Qué otro ciclo, aparte del agua, interviene en el ciclo del carbono? Aquí encontrarás la respuesta.

Vídeo explicativo del ciclo del agua

Fuentes y Referencias

DMCA.com Protection Status

4 (80%) 6 votes